¿Qué es la adolescencia y quiénes están en ella?

 

 

La adolescencia, es un periodo de transición, una etapa del ciclo de crecimiento que marca el final de la niñez y el ingreso a la adultez. Para muchos jóvenes la adolescencia es un periodo de incertidumbre e inclusive de desesperación; para otros, es una etapa de amistades internas, de aflojamiento de ligaduras con los padres y de sueños acerca del futuro.

 

Se dice que es una etapa de transición, ya que es la línea divisoria entre la seguridad de la niñez y el mundo desconocido del adulto. En cierto sentido, la adolescencia ha venido a ser una etapa del desarrollo humano con naturaleza propia, distinta de las demás, un periodo de transición entre un niño inocente de sus actos y un adulto responsable de sus acciones.
El término adolescente se usa generalmente para referirse a una persona que se encuentra entre los 13 y 19 años de edad, periodo típico entre la niñez y la adultez. Este periodo empieza con los cambios fisiológicos de la pubertad y termina cuando se llega al pleno status sociológico del adulto (responsable de sí mismo y de los que lo rodean)


La adolescencia es quizás la época más complicada en todo el ciclo de la vida humana. Los adolescentes son muy conscientes y están seguros que todo el mundo los observa. No sabemos porque la maduración comienza cuando lo hace, ni podemos explicar tampoco cual es el mecanismo exacto que la desencadena, solo sabemos que: a cierta edad determinada, por factores biológicos, esto ocurre.

 

La mayoría de los adolescentes, se interesan más en su aspecto que en cualquier otro asunto de sí mismos, y a muchos no les agrada lo que ven cuando se miran en el espejo. Los varones quieren ser altos, anchos de espalda y atléticos; las niñas quieren ser lindas, delgadas, pero con formas, y con una piel y un cabello hermoso; cualquier cosa que haga que los muchachos sean atraídos por ellas.

 

Los adolescentes, de ambos sexos, se preocupan por su peso, complexión y rasgos faciales. Esto trae como consecuencia trastornos psicológicos y desorden en la salud como: desnutrición, descuido del peso (falta de autoestima) anorexia, bulimia, y hasta abuso de alcohol, drogas y otros vicios. Todo esto activado por el frenesí que se experimenta en esta etapa de la vida.

 

El desarrollo social del adolescente empieza a manifestarse desde temprana edad, cuando en su infancia (podemos decir a partir de los 10 años) empieza a pertenecer a pequeñas pandillas con la única finalidad de jugar y hacer travesuras. A medida que se va desarrollando, empiezan a manifestarse nuevas inquietudes a la hora de elegir a un amigo: se han de presentar las mismas inquietudes, ideales y, a veces, hasta condiciones económicas.

 

La adolescencia es una etapa en el crecimiento, en dónde los padres deben comprender el tránsito de los hijos. Prepararlos para lo que viene, justo cuando están en esta etapa, se convierte en un desafío; sin embargo, es necesario que el joven pueda ajustarse a su cambiante contexto. Conocerse a sí mismo sabiendo cuáles son sus deseos, impulsos, motivaciones y necesidades le ayudará a no tener grandes dudas de quien es y que es lo que debe hacer para llegar a la persona que quiere convertirse.

 

Grupo Mathema

 

Compartir